Blog de Gisel Daiana Molluso

El cierre silencioso de la Educación de Adultxs


Estudiantes del último año del Plan Fines (Finalización de estudios Primarios y Secundarios) en Quilmes.


Gisel Daiana Molluso @aketeabrasa

  12 de marzo de 2018



El gobierno de la Provincia de Buenos Aires, a través de la resolución 1657/17, estableció el cierre de los Bachilleratos de Adultos y su reemplazo por los Bachilleratos juveniles que sólo atenderán a la población estudiantil de 15 a 17 años de edad.

El primero de diciembre de 2017 se sancionó la resolución 1657/17, en la que el Gobierno de la provincia de Buenos Aires estableció el cierre de una rama de la educación: los Bachilleratos de Adultos. El motivo de la implementación de esta medida no es claro y la poca difusión, hasta este momento, de esta normativa, hace desconfiar de los beneficios que pueda traer esta resolución para la comunidad educativa de la provincia y para la sociedad en general.

Digo que esta medida fue “silenciosa” ya que, parece, que recién a principios del mes de marzo del corriente año se dieron por enterados los directivos de los Bachilleratos de Adultos y los delegados sindicales de los diferentes gremios, que, desde diciembre y hasta ese entonces, sólo hablaban del cierre de “algunos” cursos por “falta de matrícula”, es decir, porque no “hay estudiantes”. Por lo que hubo una gran desinformación de todos los actores implicados hasta ahora. Sin embargo, la reciente difusión de la normativa, impulsó a que esta semana, del 12 al 17 de marzo, los docentes y estudiantes de los diferentes Bachilleratos de Adultos realizarán clases abiertas, abrazos simbólicos y marchas para reclamar por la continuidad de los Bachilleratos de Adultos.

La vigencia de la resolución 1657/17, se pudo observar pocos días antes del inicio de clases para los estudiantes secundarios, cuando se negaba  inscribir a mayores de 18 años en los Bachilleratos de Adultos, recomendándoles a los estudiantes que se dirijan a los CENS (Centros Educativos de Nivel Secundario). De éstos, dependen los centros barriales donde funciona el Plan Fines (Plan de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios), a los que, también, son derivados los mayores de 18 años que quieren estudiar. Centros donde la única contención pedagógica la realiza el docente y, las clases son dictadas en lugares donde las condiciones edilicias son altamente precarias y la escasez de materiales (desde una tiza hasta un proyector) es notoria.

La negativa de inscribir a este sector de estudiantes es porque los actuales Bachilleratos de Adultos se transformarán en Bachilleratos juveniles que sólo atenderán a los estudiantes de 15 a 17 años de edad.

Aquí es donde comienzan los interrogantes que ponen en duda la efectividad positiva para la sociedad y la educación de la resolución 1657/17: ¿Por qué se considera que jóvenes menores de 18 años de edad necesitan “aulas de aceleración” donde finalizarían sus estudios secundarios cursando sólo 3 años de los seis años que establece La Ley de Educación Provincial 13.688? Por lo que no es comprensible la “necesidad” de “acelerar” la finalización de estudios de los alumnos que han repetido o abandonado algún año de la Secundaria. Por otro lado, cabe preguntarse, si los alumnos que están cursando el Bachillerato juvenil repiten, ¿a qué modalidad se los deriva? El transferir un estudiante, menor de edad, con dificultades de aprendizaje, de una institución a otra, de un turno a otro, ¿será beneficioso para ese estudiante? ¿O concluirá con la decisión, por parte del alumno, de abandono de sus estudios? Los jóvenes que están cursando los 6 años de secundaria, ¿no considerarán abandonar esta opción y hacer su secundario “aceleradamente” en 3 años? Entonces, ¿cómo impactará esta medida en todos los jóvenes de 13 a 18 años que tienen la obligatoriedad de cursar sus estudios Secundarios?

Todo lo expuesto hace suponer que la implementación de la resolución 1657/17, implica una reducción en los contenidos pedagógicos de toda la Secundaria que conlleva una precarización de la calidad educativa, trayendo aparejado un gran impacto negativo a nivel social.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: